Team QUT

 

Ellas no parecían madre e hija. La mujer delgada y alta, con su resplandeciente caída de cabello tenue, acariciaba los oscuros rizos brillantes de la niña pequeña con cara redonda y mejillas rosadas.
“De hoy en adelante,” ella dijo, “tienes otro nombre”.
Danica dejo de escavar arena con sus puños y volteó hacia la cara de su madre.
“Es un nombre muy lindo,” su mamá sonrío.
“Dreamstar”.
“Dreamstar”, Danica repitió suavemente. “¿Tiene todas un nombre especial?” Ella miró a su alrededor. La playa estaba desierta a esa hora de la mañana.
“No. Sólo aquellas con poderes especiales. Tienes que saber esto. Tú eres una de las especiales”.

La madre saco una varita plateada de su bolsa. “Esta era de tu abuela, pero ahora te pertenece.” Ella dio una mirada a su alrededor. “Observa cuidadosamente.” 
Ella dibujó un círculo en el aire y una onda de arena en remolino se le unió. 
“Solo arena,” la madre rio. Después su expresión se ensombreció y apuntó la varita hacia su hija. “¿De verdad perdiste tu reporte escolar?”
Danica sintió su boca secarse. “No,” ella murmuró. “Perdón.” ¿Cómo le hizo su mamá?
“Esta es tu varita. Tu poder es buscar y encontrar la verdad. Pero nunca debes usarla para hacer daño o con maldad porque perderás tu poder”. 
Cuando su madre murió, Dánica recibió un paquete de un abogado. El broche que su mamá siempre usaba estaba dentro de una cajita sin gracia. Una pequeña tarjeta blanca escrita por su mamá que decía: “cuando tengas una hija, llámala ‘Toila’, tejedora de redes”. 
****************************
“¡Wasi! ¡Wasi!” Ella pudo oír que la llamaban pero no pudo contestar. No se pudo mover. Un dolor terrible la acalló y le hizo bajar las piernas y los brazos. Ella se quedó viendo a las flores frenéticamente. La enorme abeja salió disparada detrás de los rododendros púrpura directo hacia ella. Su corazón palpitaba. Tal vez se estaba escondiendo allí lista para picarla otra vez. 
“¡Wasi!” Las voces se alejaron. El enorme aguijón dorado estaba insertado todavía en su brazo. Trató de levantar su mano para extraerlo. El dolor era tan intenso que se desmayó por un momento. 
El zumbido de las abejas melíferas la despertaron y su garganta se le cerró de miedo. Pero el enjambre de abejas estaba volando alrededor del aguijón que la pico y una bruma dorada emergía cubriendo todo su cuerpo. El aguijón se cayó de su brazo y el dolor desapareció. En un instante ella se sintió llena de energía y se levantó de un brinco.
“¡Wasi! Su madre estaba delante de ella, “¿Dónde has estado? “¿Qué le ha pasado a tu cara?”
Wasi estaba tan contenta, que no podía hablar. Ella se tocó la cara. Su nariz se sentía diferente, más afinada y alargada comparada con la pequeña nariz respingona de la que sus hermanos se burlaban. 
“Creo que una abeja me picó”, dijo finalmente.
“Mi tontita Wasibee”, su madre se rio. “No tienes nada raro. Ven a ayudarme a preparar el almuerzo”. 
Wasi tocó su nariz otra vez y se le quedo mirando a su mamá. Por primera vez se dio cuenta lo hermosa que era.  
****************************
El laboratorio estaba al fin tranquilo. Jenny respiró con alivio y regresó a su pantalla.
Todos estaban balbuceando acerca de sus soluciones inteligentes. Era fácil sentirse desanimado. Ella estaba todavía a prueba. Quería mostrarle a la compañía lo que era capaz de hacer.
Tú puedes hacer esto, se dijo a sí misma. Eres tan buena como cualquiera de ellos. Pudo sentirse llena de energía y en sólo unos minutos después ella murmuró "¡Acabé!!" Esta corrección seguramente va funcionar. Rápidamente lo encriptó y lo guardo para que nadie más pudiera atribuirse el mérito de su trabajo, después, cerró el programa. Ella sacó su palillo del pelo, delgado como el hueso de una chuleta, sacudió su cabello para dejarlo suelto y se inclinó para quitar su USB.
¡Cielos! Las luces se atenuaron y un destello brillante salió disparado del puerto. Jenny sintió un cosquilleo horrible en su mano derecha, el brazo entumecido y se desplomó hacia adelante.
“Parece que ella está bien”. Las luces brillantes destellaron por encima. "Vamos a realizar algunas pruebas más y mantenerla en observación durante la noche." Un murmullo de voces ansiosas y más luces alumbraban encima de ella. 
Ella tenía algo entre sus manos. Alguien intentó sacarlo, pero ella se aferró a él. Su palillo de pelo favorito.
"¡Sorprendente que esto no haya ocurrido antes!" La voz de su madre - hablando con el médico. "Solíamos llamarla Sparky. Me hubiera gustado que tomara algo más adecuado para una niña ".
Jenny apretó el palillo del pelo. Y esto no me detendrá, pensó. Eso es lo que soy. SparkGirl.
****************************
Siempre se sentía observada. Inusualmente hermosa, incluso para los estándares de su propio país, sorprendentemente inteligente; una niña seria y cuidadosa susceptible a brotes repentinos de alegría eufórica.
¿De dónde obtuvo su poder? Ella no tenía idea. Nadie hablaba de nada parecido (y por supuesto, tampoco ella). Todo lo que sabía era que cuando le dieron su primer caleidoscopio, en lugar de los patrones intermitentes, que todo el mundo admiraba, ella podía ver lo que quisiera. Pensaba en una granja – y ya estaba allí. Se imaginaba volar a las estrellas – ya ella estaba pilotando una nave espacial.
Durante mucho tiempo, Zia pensó que no eran más que sueños, su gran imaginación haciendo que sus deseos se hicieran realidad. Pero un día, sus fantasías eran demasiado salvajes que casi se muere atorada en un planeta y su suministro de aire se estaba acabando. Tuvo que esforzarse en imaginarse a sí misma a salvo de vuelta en casa.
Ella trató de usar sus poderes con una niña mayor que la intimidaba continuamente pero rápidamente se dio cuenta de que no podía dañar a otros con sus fantasías. Pero poco a poco aprendió que podía proteger a las personas, eliminar peligros. Dondequiera que iba, pequeños milagros ocurrían, pero nadie se dio cuenta de que se debían a ella. Su abuelo llamaba a Zia "mi pequeño Wiz". Su madre y sus tías la observaban muy cuidadosamente.
La observaban mientras estudiaba un tema tras otro, inclinándose constantemente hacia las ciencias, y por último al cómputo. Se preocuparon cuando recibió una beca para estudiar en un país extranjero. Se les hizo raro el guardarropa que eligió - pantalones oscuros, chalecos sin mangas, un sinfín de camisetas - y cómo ella cuidadosamente empaco su extraña colección de gafas, monturas de oclusión, impertinentes y caleidoscopios.
Se fue - lejos de los ojos vigilantes – solo accesible a través de Skype, correo electrónico y la visita ocasional, la cual no promovía.
Y ella encontró otras chicas (no chicos hasta ahora) que también tenían poderes. ¿Cómo ocurrió esto?
****************************
"Entonces", dijo Wiz, "¿Cuál es la emergencia en este momento? Y Wasi-bee, ¿qué demonios llevas puesto? "
Wasi-bee sonrió con calma a Wiz. "Todavía estoy tratando de averiguar cómo ocultar mi trompa." Ella tocó la máscara color oro y negro con su aguijón largo y brillante. "¿Cuándo vas a obtener un disfraz adecuado?"
Wiz bajó la mirada hacia sus pantalones cortos y botas de cuero. Sus últimos impertinentes colgaban de un cordón negro liso. "Así es", se rio. "No tengo la imaginación de SparkGirl"
SparkGirl se encogió de hombros. "Me gusta el estilo steampunk, eso es todo". Ella puso a un lado su larga falda verde que revela breves pantalones cortos y botas altas hasta la rodilla. Un bolero negro sobre un chaleco de color púrpura oscuro bordado con chispas doradas completaba su atuendo.
Dreamstar interrumpió. "Perdón por involucrarlas en esto. Pero estoy muy preocupada. "Ella hizo una pausa, frunciendo el ceño. "¿Ustedes saben que nuestro laboratorio ha estado trabajando en la reparación celular?"
Cuando las otras chicas asintieron, Dreamstar continuó. "Estamos muy cerca de encontrar una cura para el cáncer y probablemente varias otras enfermedades. Pero, por supuesto, todos sabemos que si le hacemos unos pequeños ajustes ... "
Wiz interrumpió . "¡Inmortalidad!"
"Exactamente," Dreamstar concordó. "Tomaría tiempo y sería muy caro, pero se podría hacer. Pero si vamos en esa dirección, sacrificaríamos el trabajo sobre la cura del cáncer. Después de todo, no tenemos acceso ilimitado a ... "
"De cualquier manera", SparkGirl interrumpió, "imagínense que la gente pudiera vivir por mucho más tiempo, y para siempre! Ya estamos sobrepoblados".
Wasi-bee movió la cabeza. "Te apuesto que sería demasiado caro para la mayoría de la gente. ¿Supongo que eso es lo que le preocupa a Dreamstar? "

"Por lo tanto," Wiz resumió. "¿La inmortalidad para los ricos o cura para todo el mundo? Sin duda, nadie en tu laboratorio es lo suficientemente estúpido ... "
"¡Verana!" Interrumpió Dreamstar.
'¡Oh smeg! "Exclamó SparkGirl. "Pensé que ella había vuelto a su pequeña isla. ¿Así que, cuál es el plan?"
"Su compañía compró el laboratorio de investigación y está amenazando con quitarnos el proyecto.  Ya sabemos qué camino tomará. Imagínense Verana viviendo para siempre. "Dreamstar se veía descorazonada. La única promesa que su madre le había pedido, era tratar de encontrar una cura para el cáncer. Pero los poderes de persuasión de Verana podrían sabotear su misión.
"Sé que no nos gusta trabajar juntas", dijo lentamente Wasi-bee. "Cada vez que lo hacemos, corremos el riesgo de perder nuestros poderes o revelar nuestras identidades verdaderas. Pero esto es diferente. Creo que tenemos que aprovechar la oportunidad. "Miró alrededor de la habitación y una tras otra, las tres chicas asintieron.
****************************
Dreamstar entro al vestíbulo como si ella no tuviera nada en mente. Se detuvo para charlar con la recepcionista, permitiéndole a sus tres amigas colarse en el ascensor. Cuando ella se unió con ellas SparkGirl se rio. "Tenemos que dejar de vernos así." Volteó a ver a Wiz. "¿Por qué no puede Wiz imaginarnos en el laboratorio?"
Wiz miro hacia arriba. "Te lo he dicho tantas veces. No puedo entrar con nadie".
"Pero ..." SparkGirl fue interrumpida por la abertura de puertas del ascensor.
Dreamstar entro primero. Podía ver a su equipo por las ventanas de cristal. Gary la vio y con un gesto forzado la dirigió al cuarto vacío. Ella se echó a correr, llegó a la puerta del laboratorio y pasó su tarjeta. El lector se iluminó de rojo! Dreamstar golpeó la puerta, pero Gary movió la cabeza sin poder hacer nada.
"¡Déjame intentarlo!" SparkGirl apunto con el palillo del pelo el lector y la luz se puso en verde.
Abrieron la puerta. Gary gritó algo, pero era demasiado tarde. Agarraron por detrás a Dreamstar y SparkGirl y las arrastraron a la esquina.
Dreamstar miró a su alrededor, horrorizada. Gary, Peter y Alison estaban alineados detrás de una mesa de trabajo. A la entrada de cuarto vacío, dos guardias con cara de matones estaban parados con pistolas eléctricas apuntando directamente hacia ellas. Verana, vestida con su traje de ejecutivo de costumbre y cara maquillada a la perfección las observaba con una expresión de satisfacción.
"¿Qué diablos creen que están haciendo?" Gritó Dreamstar. El matón que la sujetaba le volvió la espalda.
Verana agitó una hoja de papel enfrente de ella.
"Ella tiene la autoridad." Gary parecía consternado.
Un hombre bajo de estatura salió del cuarto vacío y le entregó algo a Verana. Ella sonrió ampliamente. "¡Y ahora tengo los datos!"
Dreamstar luchaba frenéticamente. "No  puedes hacer esto. Te lo voy a quitar".
Verana se encogió de hombros. "Si lo harás, pero para entonces ya tendré lo que necesito."
"¡No tan rápido!" Wiz se situó en el camino a la puerta. Cruzó una bota sobre la otra como si tuviera todo el tiempo del mundo y puso una lupa delante de su ojo. "¿Qué tenemos aquí?"
Ninguno de ellos había visto a Wiz en acción antes y mientras tomaban un respiro, Verana y su banda ya estaban encerrados en una jaula.
"Tú también" Wiz continuó con un tono casual. Dreamstar sintió que sus manos se liberaban y los hombres detrás de ella retrocedieron.
"Tu turno, creo." Wiz se hizo a un lado y sonrió cuando Wasi-bee cruzo la puerta dirigiéndose a Verana.
Wasi-bee no estaba sonriendo mientras se acercaba a la jaula. Verana se retorcía de rabia. Los tres hombres se escondieron rápidamente, aterrados por la mirada de Wasi-bee.
"No voy a hacerte daño," Was-bee explicó con voz gentil, "pero tenemos que regresar los datos al lugar que pertenecen."
Se inclinó hacia delante y se quedó mirando fijamente el disco en la mano de Verana.
Verana lo puso detrás de su espalda. "Por favor Wasi-bee. Tú sabes lo que puedo hacer con esto. Solo piensa, que se puede vivir por mucho más tiempo, tal vez para siempre, ayudando así a mucha más gente".
"No funciona así. Nada de lo que haces dura para siempre, Verana. Ya deberías de saberlo". Wasi-bee se enderezó. "¡Listo!"
"¿Creo que hemos terminado aquí?" Wiz miraba a Dreamstar.
"¡Ya está todo terminado!" Verana gritó de repente. "¡Van a saber quién eres realmente!"
Dreamstar avanzo hacia ella. "Tal vez, es el momento de la verdad." Ella sacó su varita de plata y la apuntó hacia Verana. "Vamos a ver quien realmente eres Verana. ¿Quién te dio esa autoridad? "
Verana palideció y se dejó hecho contra la pared. En una voz como un autómata, dijo. "Mi verdadero nombre es Elsa. Hago mal uso de mis poderes. Puedo persuadir a los que no tienen poderes a hacer cualquier cosa que yo quiera. "Su rostro se alargó de tristeza. "Nunca puedo ir a casa."
Dreamstar bajó la varita.
"Si haces algo para nosotros, vamos a tratar de ayudarle." SparkGirl agarró los barrotes de la jaula y se quedó mirando fijamente a Verana.
"¿Qué?" Susurró Verana.
"Convence a ellas tres," SparkGirl con un gesto se dirigío al equipo de Dreamstar que quedó paralizado por la sorpresa detrás de la mesa de trabajo. "Persuade a todos los que no tienen un don en esta habitación a no volver a hablar de lo que pasó aquí hoy."
"¿Y me ayudas a volver a casa?" La voz de Verana era más fuerte ahora.
Las cuatro chicas deliberaron por un momento. "Sí, lo haremos", confirmó SparkGirl.
Verana se enderezó. Vio a cada persona directamente en la cara. Su voz cambió a un tono melódico hermoso como ella dijo, "Al salir de esta sala, olvidarás lo que viste hoy aquí. ¿Estás de acuerdo?"
Conforme cada uno de ellos asentían Wiz miró fijamente la jaula con sus impertinentes rojos que detenía cerca de sus ojos y las barras desaparecieron. Se dio la vuelta y libero a los otros guardias.
"Todo el mundo fuera, ahora."
Verana se veía furiosa mientras sus matones corrían fuera de la sala. Gary y los otros los siguieron sin mirar atrás.
Dreamstar se sintió débil y liberada. Abrazó a Wasi-bee mientras SparkGirl y Wiz las miraban, sonriendo felizmente.
"Así que, ahora, Verana ..."
Pero Verana se había ido.
"¡Pero que!" Wiz dio una patada de rabia.
"Bueno," Wasi-bee dijo con calma. "Ese es su don. Persuasión. Y funciona con nosotros, como bien lo sabes ".
"¿Crees que vaya a decirle a alguien acerca de nosotros?" SparkGirl frunció el ceño y tiró de su chaquetilla.
"¡No lo creo!"
Todas voltearon a verse. Una figura delgada roja salió de detrás de una pequeña mesa. Gemas brillantes centelleaban de su máscara y del estrecho cinturón alrededor de las caderas. "Hemos rodeado el edificio. Elsa no se saldrá con la suya en esta ocasión. "Ella sonrió. "Jewella es su nombre. ¿Quieres conocer a las demás? "