Chica Copos de Nieve

 

Todo comenzó en una noche fría de invierno, cuando la nieve blanca cubría el mundo, y podías sentir tu respiración congelándose en tu cara. Las estrellas brillaban en un cielo negro y las luces del norte estaban bailando con su luz verde mágica. Yo estaba mirando las estrellas a lo lejos, y sentí un poder que crecía dentro de mí. Un poder para cambiar las cosas. Levanté la mano hacia el cielo, y vi estos diminutos destellos, como finos copos de nieve brillando en el aire frío, que salían volando de mi mano. Y sabía que estaba lista para comenzar mi viaje.

Ha pasado mucho tiempo desde entonces. Recuerdo ponerme mi capa, mi capa especial que me heredaron para protegerme del mundo exterior, e iniciar el viaje que me llevó a ciudades y civilizaciones distantes. Viajé al sur, hasta un lugar donde te podías desmayar por el calor del sol, y he estado al final del mundo tanto en el este y como en el oeste, donde la tierra termina y el gran mar empieza. Cuando era niña, solía soñar con esos lugares - y ahora los he visto. Es asombroso a donde tu misión te puede llevar.

Mi capa me permite ser desapercibida si lo deseo. Es casi como hacerse invisible. Cuando era joven y tímida, solía esconderme en ella y nadie me notaba. Hoy en día, lo uso para influir. A menudo voy a lugares donde se toman las decisiones y definen estrategias, y en silencio puedo cambiar las cosas sin que la gente pueda darse cuenta de que es obra mía. La capa también es útil en lugares donde tengo que imbuirme en otra cultura, o cuando ando entre pandillas o tribus. De esta manera, puedo fácilmente recoger información e inteligencia sin distraer a mis compañeros.

Pero mi verdadero poder no está en la capa, sino en los copos de nieve que puedo hacer que brillen en el aire. Si miras con atención, se puede ver cómo el aire comienza a destellar cuando agito mi mano. Son los copos de nieve energizantes, que no se pueden ver, pero la gente puede sentir la influencia en su mente y alma. Cuando los copos de nieve brillan en el aire, la gente ve inmediatamente todo más claro, pueden crear soluciones, y se sienten fuertes y decisivos. Puedo dirigir su pensamiento, también, apuntando silenciosamente las cosas que deben notar, y hacer que los copos de nieve vuelen en esa dirección. También puedo hacer que la gente se entienda mejor el uno al otro, y ver las conexiones ocultas más allá de la superficie de las cosas.

¿Cuál es mi misión, entonces? ¿Cómo debo usar mis poderes? Mi trabajo ha sido encontrar personas talentosas, que pueden convertirse en superhéroes cuando se les enseña y entrena adecuadamente. Con mi talento, puedo construir equipos ganadores de genios, cuyo conocimiento puede cambiar el mundo. Hemos trabajado en el desarrollo de las espadas láser, tele-transportación, y el envío de emociones alrededor del planeta. Con mis artistas, hemos creado esculturas de hielo e imágenes que flotan en el aire, de modo que cuando se les toca, desaparecen.

Y, por supuesto, tales talentos atraen también a nuestros enemigos, que nos tratan de impedir cambiar el mundo. Yo tenía un brillante equipo de genios que trabajan en los dispositivos telepáticos, pero nuestra investigación fue aniquilada. Un explosivo oculto en una caja de herramientas para hacer prototipos destruyó la mayor parte del laboratorio. Pero, milagrosamente, todos sobrevivimos, y con una nube de copos de nieve a nuestro alrededor, surgimos de las ruinas, y escapamos.

Cuando un gran equipo está junto, pueden ocurrir cosas mágicas. Cuando hago brillar mis copos de nieve alrededor de ellos, pueden pensar rápido y buscar las soluciones correctas, y con sus habilidades pueden crear cosas casi milagrosas. Y de ésta forma, juntos hacemos que la humanidad vaya hacia adelante. Y una vez que encuentre el equipo definitivo, vamos a llegar a las estrellas.